Perfil de los degustadores: Enrique

marzo 9th, 2009 by Dr. X

Enrique (alias Quique / Quiquetronic / Osito Teddy)

Como un osito de peluche al borde de un pico de presión, Quique recibe a los visitantes de nuestra página con amabilidad y una tensión de origen desconocido, que derrama un rojo intenso sobre sus orejas. Sus dos pasiones, comida e informática, lo han movido a crear esta página que ya ostenta un record de visitas de familiares y amigos.

El alma mater de este fenómeno de masas edita febrilmente el material en su búnker de Caballito. Es habitual encontrar la puerta de su departamento entreabierta y en el living, restos de pizza sobrevolados por una mosca. Quique tiene la costumbre de recluirse para trabajar sin descanso, desentendiéndose de las tareas domésticas y de su aseo personal. Puede pasar días enteros en un cuarto mal iluminado, trabajando con tres computadoras y la compañía de una réplica de medio metro de R2D2 (Arturito) que esconde un frigobar habitualmente lleno del dulce de leche que se hace traer desde Colonia Caroya (Córdoba). La única mirada humana que tolera durante esas jornadas frenéticas es la que le dispensa desde un póster autografiado un Isaac Asimov de unos cuarenta años, en traje de baño, recostado en una playa del Mar Adriático.

C., la mujer de Quique, sobrelleva con amor y paciencia estos episodios. “Siento que a veces el flan mixto es un obstáculo entre nosotros, pero también reconozco que en su momento ese postre lo ayudó mucho”. C. alude a un emprendimiento frustrado que golpeó duramente a su esposo. En 2007, Quique había convencido a una productora local para rodar la versión argentina de Star Trek en base a un guión de su autoría. Sin embargo, la empresa cerró por problemas financieros antes de comenzar la filmación.

-Fue una época muy dura- recuerda C. –Cuando llegaba de trabajar, solía encontrar a Quique con su traje de capitán Spock, sentado al pie de la cama, mirando por la ventana. Podía pasarse horas así, sin decir nada.

Pero Quique volvió a ser el de antes. Incluso tiene nuevos proyectos en carpeta. Existe la posibilidad de una alianza estratégica con un grupo de degustadores de natillas de Santiago de Compostela. También sueña con organizar en Buenos Aires un Congreso Internacional del Flan Mixto.

El tiempo dirá.

Su servidor el Dr. X

Publicado en Dossiers, Páginas del Flan